La Ruta de los Monasterios I: Sta. María La Real de Nájera

| 26 enero, 2012 | 0 Comments

La “Ruta de los Monasterios” de La Rioja discurre entre dos ciudades emblemáticas: Nájera, donde tiene su origen y San Millán de la Cogolla, donde termina. Es tan rica que merece más de un post.

La Ruta comienza en Nájera. Fue ciudad romana, principal centro alfarero de la península en la antigüedad, castillo-refugio bajo el dominio musulmán, fue Corte para luego ser panteón de los Reyes de Navarra-Nájera y su Rey más grande, Sancho III el Mayor desvió el Camino de Santiago para que pasase por Nájera. Su centro está declarado Conjunto Histórico Artístico. Sólo la visita a la ciudad merece la pena, pero además tiene el extra de la visita al Monasterio de Santa María la Real.

Cuentan que el Rey García Sánchez III, conocido como García el de Nájera encontró en una cueva una milagrosa imagen de la Virgen durante una jornada de caza e hizo la promesa de construir una iglesia en el lugar si salía victorioso en su campaña contra los musulmanes: en 1045 reconquistó Calahorra y cumplió su promesa edificando el Monasterio en honor a Santa María de la Cueva, como se llamó a la imagen. La verdad es que fue un Rey muy activo militarmente, también fue el fundador de la Orden de La Terraza, la orden de caballería más antigua de España.

Del original monasterio románico apenas queda nada, y a lo largo de los siglos ha sufrido reformas y rehabilitaciones. Estuvo ocupado por los clérigos de San Isidoro, por los benedictinos de Cluny, por los franciscanos, sufrió ataques incendios y expolios…

La reforma que ha llegado nuestros días es sobre todo gótica. Consta de tres naves y un crucero. El retablo de la Capilla Mayor es barroco, la sillería del coro un ejemplo del gótico florido, el claustro, llamado de los Caballeros tiene de todo un poco: gótico, plateresco, renacentista y resulta sorprendente la armonía de la mezcla de estilos.

Además están los panteones: Panteón Real, situado bajo el coro desde él se accede a la cueva original que alberga las sepulturas renacentistas de doce de los antiguos reyes y el Panteón de los Infantes, en la Capilla de Santa Cruz, cerca de la entrada. Son los sepulcros de otros integrantes de la familia Real. Destaca el central, de origen románico -aunque sólo queda la tapa original-, perteneciente a Dña. Blanca de Navarra muerta de sobreparto a los 18 años al dar a luz al futuro rey Alfonso VIII de Castilla.

Marga G.-Chas Ocaña

Articulos Relacionados:

Tags: , , , , , ,

Category: Arquitectura de La Rioja, Cultura de La Rioja, Historia de La Rioja, Monumentos de La Rioja, Rutas Culturales de La Rioja, Sin categoría, Turismo de La Rioja

About the Author ()

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *